Hermanos Loroño
Hermanos Loroño
Origen
Lorenzo Basaldua
Hermanos Loroño
Mis enlaces favoritos
Diario Euzkadi



En la decada de los años veinte aparecen dos corredores (los hermanos Loroño ) que se convertiran en los heroes txirrindularis de la localidad.

Isaias Ruiz de Tolosa vence en la VUELTA A ALAVA que se celebra con gran éxito. Clasificación: 1º, Isaías Ruiz, que invirtió en los 105 kilómetros 3 h. 41 m y 12 s. 2º, Remigio Loroño, en 3 h 45 m 22 s. y en 8º lugar, Marcelino Loroño. Clasificación social: 1º. Ciclista Bilbaína. 2º. Fortuna Sport. 3º Aloña Mendi.

Ayastuy triunfa en Eibar, en la carrera ciclista organizada por la acreditada casa "Etxeberria y Ormaetxea". A las nueve en punto se dió la salida a los corredores, viéndose las calles y afueras del pueblo abarrotadas de público, como pocas veces se ha visto en esta clase de pruebas. Después de una carrera muy competida, fueron, llegando a la meta en el orden siguiente: 1º Benigno Ayastuy, del Aloña Mendi, de Oñate, en 53 kms, I-46-4-I-3. 2º Martín Salazar, de Bilbao, en I-46-5. 3º Adolfo de Urrutia, de la S.C. Bilbaina, en I-46-3. 4º Remigio Loroño, del Club Fortuna, en I-46-9. 5º Dioscoro Alonso, del Etorri Alaiz Tolosa en I-46-I0. 6º Domingo Gutiérrez, en I-46-I0 y 7º Marcelino Loroño, del Club Fortuna, en I-46-52.

Los hermanos Loroño presentaron una protesta contra Urrutia y Gutierrez, de la Ciclista Bilbaina, acusándoles de haberse asistido a un auto en una cuesta, retirándola después por no poder justificarla.
Remigio Loroño



Remigio Loroño
En las decada de 1920, los ciclistas vizcaínos seguían celebrando carreras de 60 kilómetros, como la que se corrió en Galdakao el 30 de septiembre de 1923 organizada por el Club Elexalde. Los importantes premios de la prueba desfilarón por el escaparate del señor Ellakuria en La Cruz. Para la carrera se inscribieron los más afamados corredores del País Vasco: Ayastui, los Loroño, Miner, Salazar, Urrutia, Rubio, Ruiz, Gutiérrez, Miranda, etc.

Según la prensa con tiempo esplendido y un piso excelente se verificó la importante prueba deportiva que dado el valor y numero de premios, tanta expectación y entusiasmo había despertado entre los amantes del pedal. Hacia las nueve de la mañana empezó a llegar gente de todos los pueblos de los alrededores y especialmente de Bilbao. A las diez de la mañana no se podía dar un paso. Inscribiéndose para dicha carrera 30 corredores y dejaron de presentarse 10. A las diez y cuarto se constituyo el Jurado así: Presidente honorario don Ramón Atucha, primer teniente alcalde; presidente efectivo, don Luis Uriarte, presidente del Club Elexalde; vocales: don Dionisio Hormaeche, segundo teniente alcalde y don Juan Jugo; cronometradores: don Ignacio Chalbaud y don Juan San Salvador; técnico, don Tomas San Salvador: secretario don Andrés Carrasco. Además había jueces de viraje en el kilómetro 8,200 y 13,200 y más de cuarenta jurados en el trayecto de la carrera. Esta la iba anunciando don Alejandro Arreche con su side-car, con Restituto Barrenechea, alcalde de Galdacano. El recorrido salia de La Cruz-Zuazo-Murtaza y regreso, repitiéndolo hasta seis veces haciendo un total de 60 kilómetros. A las diez y media dieron salida los veinte corredores.

Había una prima para el primero que pisase la cinta en la cuarta vuelta. Subieron en cabeza Salazar y Loroño (R) por Abusu, bajando a una velocidad vertiginosa ganando Salazar por un largo de maquina, pero al estrecharse el paso de la carretera por el público se encontraron los dos cuerpos de costado chocando codo con codo y salieron los dos despedidos, cayendo Loroño y continuando Salazar. Entonces parte del público al ver caído a Loroño se arremolinó y le recogieron herido. Salazar continuó la carrera pero al dar el viraje le advirtieron que no volviese pues los ánimos estaban muy excitados.Salazar y Loroño(R) se retiraron de la carrera. Posteriormente fue muy criticada la colocación de la meta cuesta abajo.

La carrera acabó con la siguiente clasificación: 1º Marcelino Loroño, del Club Elexalde, en 1h. 57m. 33s Copa de plata y 100 pesetas. 2º Basagoiti, 1h 57m. 58 s., del Elexalde, Copa de plata y 75 pesetas. 3º Miranda, en 1h. 58m 40 s. de la Sociedad Ciclista Bilbaína, pitillera de plata y 50 pesetas. 4º Rubio, en 1h 59 m 40 s de la Sociedad Ciclista Bilbaína, mechero y pitillera de plata del Círculo de Obreros Santa Bárbara y 25 pesetas. 8º Santamaría, 2 h 10 m 44 s del Club Elexalde. Marcelino Loroño “Petit”, contaba con 18 años. Los partidarios de Loroño (R) opinaban que lo había hecho para impedir participar en el Campeonato de Vizcaya por ser un enemigo temible.
Marcelino Loroño



Marcelino Loroño


Animación por la carrera en la que se ventila el titulo de Campeón de Vizcaya, Loroño (R) participó que si no tenia durante la misma algún accidente de importancia, borraría el record del señor Oca o bajaría el del año anterior en un cuarto de hora. En cuanto a lo que se decía que al señor Salazar le iba a suceder algo, puede dicho señor comer con entera libertad, pues el pueblo de Galdakano quiere demostrar ese día que sabe dominar sus pasiones. Finalmente ni Salazar ni Loroño (R)podrán tomar parte en el CAMPEONATO DE VIZCAYA. El primero ante una nueva operación quirúrgica, mientras que el segundo por haber recibido anteayer otros dos puntos de sutura.

La Ciclista Bilbaína, tuvo que suspender en tres ocasiones la disputa del Campeonato de Vizcaya (prueba creada por la Federación Atlética Vizcaína)tanto a causa de la lluvia como de una feria de ganado que se celebraba en Munguia. Con este motivo es grande el número de personas que se trasladan a Bilbao y Erleches.

La falta de participación de los dos grandes favoritos: Salazar y Loroño (R), favoreció la opinión de los agoreros del momento que vaticinaban que la misma carecería de interés. Craso error, porque allí vería la luz un nuevo valor del ciclismo, un gerniques de 19 años llamado Segundo Barruetabeña.

Este fue el encargado, junto a Rubio y Marcelino Loroño, de clarificar la carrera a su paso por Andracas. Cuando al final de la misma entraron en La Salve, quedaron en cabeza Barruetabeña y Loroño, con Rubio ligeramente rezagado. Fue Loroño el que primero perdió los nervios y lanzo el esprint, pero a 50 metros de meta vio como el de Gernika le superaba ampliamente llevándose el triunfo. Clasificación: 1º Barroetabeña con 3h. 25m. 51 seg. sobre maquina Panteón y neumáticos Bergougnon de la Sociedad Ciclista Bilbaína 2º Marcelino Loroño (petit) del Fortuna Sport. Bizkaia tenia un nuevo campeón, dicha que se celebró como convenía: con un soberbio banquete en Zugastieta, a diez pesetas el cubierto.
Jurado de carrera
Jurado de carrera



El CAMPEONATO PENINSULAR. Organizado por la Unión Velocipédica Española se disputa el Campeonato de fondo en carretera. Vizcaya esta representado por Loroño “Petit”. El recorrido comienza en Barcelona, recorriendo Figueras, Badalona, Mataró, Gerona y Figueras. El Club Elexalde coloca hojas llamando al vecindario a sufragar gastos de los hermanos Loroño a Barcelona por el campeonato peninsular.

Jaime Janer resulta vencedor absoluto, llegando Marcelino con su Peugeot-Hutchinson y el dorsal nº 23 en 8º lugar, llevandose el premio de 60 pesetas. En segunda categoría, resulta ganador Marcelino Loroño. Al presentarse para firmar los periodistas tuvieron la ocasión de apreciar la calidad de “routier”de este joven que contaba apenas 17 años de edad y a pesar de haber recorrido 15 Km. con los pedales y el sillín medio rotos.

En una entrevista, Martxel se muestra contento por el triunfo, no así por el estado de las carreteras con numerosos badenes y gran cantidad de barro que se quedaba en la orquilla delantera, acompañado por su hermano mayor en un auto. Sufrió la rotura de las rastrias de los pedales. Se limitó a seguir a Otero pero en una caída se le escapó. Corrió desanimado por no ver a gente conocida y correr en una forma tan distinta a como lo hacemos en el País Vasco. Estudió las “martingalas” de los corredores con experiencia.

Martxel Loroño



El año 1924 supuso un punto y a parte en la historia de nuestro velocipedismo, un dejar atrás los viejos modos y estructuras del siglo XIX para entrar en el avanzado siglo XX. Por de pronto, aquel año presenció el nacimiento de dos grandes carreras que perviven aun en nuestros días, el Circuito de Guetxo y la Vuelta al País Vasco, y la llegada a este deporte de la sección ciclista del Athletic.

El 31 de marzo vio la luz el Excelsior, un diario deportivo que haría historia, pues de su mano iba a nacer la Vuelta al País Vasco. Con buen criterio sus directivos se fijaron en L’auto y La Gaceta dello Sport, organizadores del Tour y el Giro respectivamente.Seria del 7 al 10 de agosto cuando iba a suceder algo realmente importante en la historia del ciclismo vizcaíno, ya que entonces nació la Vuelta al País Vasco.

Uno de aquellos visionarios era Henri Desgrange. Apasionado de la bicicleta (fue el primer recordman de la hora, en 1893), Desgrange ejercía ademas de periodista, y había heredado de su padre el diario deportivo L'Auto (hoy conocido como L'Equipe). Impreso en papel amarillo (de ahí vendría el maillot), su nombre hacia referencia al apoyo que recibía del Automóvil Club de Francia. El 1 de julio de 1903 se hacia realidad el sueño de Henri Desgrange. Frente al restaurante Réveil Matin (El despertador).

Se montó cierto revuelo al propagarse el rumor de que Teodoro Monteys vendría a Bilbao como entrenador ciclista del Athletic, hubo quien prefirió a LLorens, pero al final, como sucede muchas veces, no vendría ni uno ni el otro. De aquel revuelo, nuestro ciclismo paso a otro con un lío monumental formado en torno a una carrera que habitualmente se celebraba en Galdakano, y a la que la UVE se empeño en sancionar por no haber pedido los pertinentes permisos al Comité regional. Dicha carrera de primera categoría y con grandes premios, debió ser suspendida, organizándose en su lugar otra de segunda en la que faltaron los mejores ases vizcaínos. El triunfo correspondió a José Luis Zabala, de Galdakano, que hizo los 52 kilómetros en 1 hora 22 minutos.

LA VUELTA A CAMPAZAR. Triunfa el “arenero” Sarduy. Se celebra la anunciada carrera ciclista Vuelta a Campazar con gran éxito, habiéndose inscrito 53 corredores de los que tomaron la salida 45 clasificándose 32. La carrera se desarrolla con tiempo esplendido contrarrestando la brisa el calor que se dejaba sentir. La carrera fué algo monótona hasta el puente de Málzaga, pues si bien antes se iniciaron despegues, no tuvieron resultado y los corredores optaron por ir durante buen rato en nutrido pelotón. A partir de dicho puente empiezan los demarrages de verdad y en definitiva algunos kilómetros antes de la meta quedan formados dos pelotones, Eceiza que llevaba la cabeza del primero tropieza con un perro surgido imprevistamente en la carretera y cae arrastrando en la caida a la mayoria de sus seguidores. Se levantan como pueden pero Cesáreo Sarduy , el corredor del “Arenas” queda, aprieta y llega primero seguido inmediatamente de Gutierrez, Otaño y Barroetabeña. En 11ª posición llega Marcelino Loroño, del Elexalde, en 1 hora 51 minutos 30 segundos 1-5. Más atras entrará C. Zamacona, del Elexalde Club.
Vuelta al Pais Vasco



XXIV CAMPEONATO PENINSULAR DE FONDO. Marcelino Loroño parece cansado. Su trabajo rudo hace que no se encuentre este año en la plenitud de sus facultades; pero sin embargo, como es dócil y ha sabido acoger bien los consejos que se le han dado, es inscrito por el Arenas con el número 10 y maillot rojo y negro.

Un buen final de Loroño. Marcelino Loroño, cuando faltaban unos 50 metros para finalizar la carrera consiguió reanimarse; vio perder puestos con la caída de Asua; pero sin embargo decidido escaló Enekuri y aún más decidido bajo San Pedro; logrando pasar a cuatro corredores y clasificarse el 11º, sobre bicicleta "Morales".

Tras la prueba fue reconocido por un doctor de una dolencia que venia de antiguo y así también confirmar cuanto sobre su cansancio o mal estado se aducia a raíz o antes de cada prueba que el galdakanotarra tomaba parte. De confirmarse su ausencia lo lamentaríamos porque pierde Vizcaya uno de sus mejores elementos, para esta clase de carreras, cosa que lo corroboran los catalanes que le han visto correr.
Campeonato Vizcaino



XI CAMPEONATO DE VIZCAYA. Se traslada mucho público a "Erletxes". El pequeño de la dinastía Loroño da poca importancia al encontronazo de Deusto, donde un corredor tropieza con él, pero sigue entre el grupo compacto aunque esto y el esfuerzo hecho, le restó facultades para el final, pues aflojadas las palomillas delanteras, había momentos que la horquilla tropezaba sobre el "pneu", impidiéndole marcar la velocidad debida y obligándole a que durante 30 Km. casi marchase solo, sin embargo, dando pruebas de su valer, había conseguido unirse al pelotón de cabeza cerca de Fruniz….

Clasificación final: 1º Cesáreo Sarduy del Athletic Club 3h. 6m 47 s.; 2º Domingo Gutiérrez del Athletic Club 2h. 6m 25 s.; 3º Segundo Barruetabeña del Arenas Club 3h. 7m. 20s. ; 4º Eduardo Rubio del Athletic Club 3h. 7m. 20 s.; 5º Marcelino Loroño del Arenas Club 3h 8m. 43 s.
CARRERA EN VILLARO. Remigio Loroño, el notable ciclista bilbaíno sobre el que pesa una descalificación de la U.V.E., invitado por el Ayuntamiento de Villaro y conocidas personalidades de Bilbao, toma parte en una carrera en aquel pueblo, en un circuito de 30 kilómetros clasificándose en primer lugar. Los ciclistas vizcaínos solicitan su indulto. Los corredores vizcaínos, dando una prueba de compañerismo, digna de tener muchos imitadores, dirigen un escrito a la U.V.E. solicitando el indulto de su compañero Remigio Loroño. Para hacer mayor presión, querían abstenerse de participar en la carrera organizada en Ondarroa, pero personas sensatas, haciéndoles ver lo contraproducente que ello resultaría, les han hecho deponer su actitud.
El asunto Loroño. El “asunto Loroño” da lugar a grandes discusiones y a numerosas polémicas epistolares en la prensa de Bilbao. Cuando la cosa parecía entrar en buen camino para la solución, surgió un incidente ruidoso con la dimisión del Sr. Dapousa, del Comité de la U.V.E. Motivada según dijo en carta pública, porque las desconsideraciones y las actitudes de personas cercanas a Loroño le ponían en el trance de tener que recomendar la descalificación de dicho corredor a perpetuidad, en el caso de continuar en el Comité vizcaíno de la U.V.E. Esto enconó la polémica y el arreglo parecía del todo difícil cuando en una carta publicada por Loroño desde Burgos donde hacía el servicio militar, parecía dejar entrever la posibilidad de arreglo.
El fin de un pleito enojoso. Remigio Loroño “amnistiado”. El Comité Regional de la U.V.E. toma el acuerdo de levantar la inhabilitación que pesaba sobre el notable corredor Remigio Loroño, amnistía que ha aplicado atendiendo un informe del Club Deportivo, a cuya entidad dirigióse Remigio Loroño también por carta y terminando así satisfactoriamente una cuestión que tenía enconados los ánimos entre algunas fracciones ciclistas de ésta, pues como es sabido Loroño cuenta con un crecido número de amigos y admiradores que no podían tomar con resignación el castigo que se impuso a su ciclista predilecto.
El GRAN PREMIO DE VIZCAYA. Val se clasifica primero. Los ciclistas catalanes hacen un papel mediocre. Con fuerte lluvia, se da la salida a 45 ciclistas de los 58 inscritos en el Gran Premio de Vizcaya. El tren con que se inicia la carrera es bastante duro, llevando los corredores un promedio de 27 kilómetros a la hora y al escalar la cuesta, se escapan Sarduy, Gutiérrez y Loroño, quien marcó frecuentes demarrajes. Barroetabeña y todos los catalanes se quedan rezagados. El descenso del alto Urquiola lo efectúa primero Loroño seguido de cerca por Barroetabeña, que despega a Sarduy, Gutiérrez, Val y Otero, abandonando en Durango Gutiérrez, registrándose también la rotura de una rueda a Otero. Escalando una fuerte cuesta Loroño toma ventaja, aproximadamente de 1 km., siguiéndolo Sarduy y Val. El primero acorta la distancia y cerca del control de Ondarroa pasa a Loroño, llegando a aquél con 31 segundos de ventaja. Después de una hora de neutralización, saliendo Sarduy a un tren fortísimo, consiguiendo a los 16 kilómetros 4 minutos de ventaja; sin embargo, el esfuerzo realizado le agotó,y en Munguía le pásan Loroño y Val realizando el primero tres demarrajes casi seguidos, respondiendo Sarduy a los dos primeros, pero al tercero, agotado, abandona. Val sigue pegado a la rueda de Loroño y aprovechando una confusión producida por una aglomeración de autos y tranvías, en Algorta, a 16 kilómetros de la meta. Val escapa de Loroño, aumentando paulatinamente su ventaja llegando primero a la meta empleando en recorrer los 215 kilómetros de la carrera 4 h. 28 m. 28 s. ; 2º Loroño, 4 h. 36 m. 21 s.; 3º Barruetabeña, 4 h. 52 m. 50 s.
Campeonato Bizkaia



R. Loroño gana el Circuito del Erandio al sprint. Se celebró la prueba ciclista del Erandio sobre un recorrido de 90 kilómetros. Todos los ases vizcaínos estaban inscritos y buen número de guipuzcoanos aunque no el irunés campeón de España, Ricardo Moreno. Dada la corta distancia los escasos esfuerzos desplegados a turno por los concursantes, no pudieron provocar una dislocación completa, llegando seis corredores juntos a la meta, para disputarse la victoria al “sprint” la clasificación fué: 1º Remigio Loroño (del Erandio), 3 h. 29 m. 41 s. a 25 kms 80 por hora. 2º Del Val (de la Real Sociedad S. Sebastián), igual tiempo. 3º Gutiérrez ( del Athletic de Bilbao) igual tiempo. 4º Suárez (del Athletic), igual tiempo. 5º Miner (de la R.S.S. Sebastián). A continuación se clasificaron Marcelino Loroño, Artaza, y Miranda. La carrera fué sosa, yendo en pelotón los ases desde el principio hasta el fin.
I CIRCUITO DE LA RIBERA. El “Athlétic” alcanza el triunfo social. Con gran animación, ha tenido lugar el I Circuíto de La Ribera, tomando la salida para cubrir los 101 kilómetros de recorrido, 23 corredores de los 34 inscritos, representando entidades aragonesas, guipuzcoanas, vizcaínas, riojanas y navarras, las cuales habían enviado a la prueba lo más notable de sus equipos. La lucha no obstante, quedó concentrada en los ases Remigio Loroño de Galdácano, Domingo Gutiérrez del Atlétic de Bilbao y Francisco Cepeda, también del Atlétic, que entraron por este orden, en grupo, invirtiendo 3 horas 35 minutos y clasificándose más distanciados los restantes.
Jauregui vencedor en la carrera de Villafranca. El Athletic y la Real Unión primeros por equipos de tres y cinco corredores. Se celebró en Villafranca una interesante carrera ciclista sobre un trayecto de 135 kilómetros que comprendería el circuito Villafranca, Tolosa, Villabona, Asteasu, Aya, Orio, Zarauz, Zumaya, Cestona, Azpeitia, Régil, Vidania y Villafranca. Han tomado la salida 35 corredores y la carrera ha sido en todo momento interesantísimo. Durante 90 kilómetros el pelotón se ha mantenido compacto pero pasando Azpeitia, el cuarteto Jauregui, Montero, (petit), Cepeda y Arriaga, despega al grueso del grupo y arrancan a gran tren, seguidos a unos cuantos metros por Gutiérrez. Jáuregui corona el primero el alto de Vidania seguido de Luciano Montero, pero éste, descendiendo hacia Villafranca, cae en Albistur, inutilizando la máquina e hiriéndose en la cabeza, viéndose obligado a abandonar, siendo una verdadera lastima pues llevaba una estupenda carrera. En el descenso, consigue el bilbaino Gutiérrez tomar contacto con el pelotón de cabeza y empieza a entablarse una lucha emocionante que habrá de durar ya hasta la meta de llegada a la que llegan en grupo Járegui, Cepeda, Arriaga y Gutiérrez, entrando por este orden: 1º Lucas Jáuregui, del Etorrialai, en 4 horas 6 minutos. 2º Francisco Cepeda, del Athletic de Bilbao, mismo tiempo. 3º Andrés Arriaga, Unión Deportiva Eibarresa, mismo tiempo. 4º Domingo Gutiérrez, Athletic de Bilbao, mismo tiempo. Luego, ya más distanciados, van llegando; 5º Marcelino Loroño, independiente.Entre los corredores que se han retirado figuraba Remigio Loroño.
LA PRUEBA CICLISTA de 1932. Se corrió en nuestro pueblo la anunciada carrera ciclista, que resultó un éxito en todos sus aspectos. Tomaron parte en ella diecisiete corredores. Dióse la salida en La Cruz, plaza de Arana-Goiri, a las 10.43, con dirección a Zuazo. En compacto pelotón siguieron hasta la cuesta de Murtatza, donde se disgregó un poco. Alcanzan el alto en primer término Gurtubai y González, seguidos del resto de los corredores, Salamanca y Butron han quedado bastante rezagados. En Bedia, ya saliendo del pueblo, de nuevo se forma nutrido pelotón. A los dieciocho minutos de carrera pasamos por Lemona. Los corredores no se atreven a alterar el orden ni la calma que llevan.Pasamos por Astepe a las once y diez minutos. Alaña se queda a descansar. Todos en pelotón pasamos por Amorebieta, llevando la cabeza Juan Zamarripa. En la cuesta que existe a la salida de Amorebieta, Gurtubai se decide a menear un poco la calma de los corredores y pega un arreón, que conmueve a sus compañeros. Seguido de González, corona la cumbre y se lanza rápido por la pendiente. Mas su intento no fructifica. Le alcanzan los demás corredores y de nuevo la marcha se hace lenta. Por "Erletxes" seguimos en grupo, pero al llegar a Urgoiti el pelotón se estira. Alonsotegi corona en primer lugar la cuesta de Abusua. Por La Cruz pasan a buena velocidad. Han sabido lanzarse en esta pendiente. El viraje de Zuazo se hace también en grupo. Por Urgoiti, Usansolo, Murtatza, La Cruz y Zuazo volvemos a pasar sin alteraciones. En la cuesta de Iberluze se distancian dos corredores, y a la bajada de Abusua ya están en cabeza quienes se han de disputar el primer puesto. Son Oleaga, Zamarripa y Alonsotegi. A 150 metros van Gurtubai e Iturriaga. Los demas vienen en grupo. Oleaga toma la cabeza subiendo Murtatza. El retorno a La Cruz lo hacen alternándose los tres en el puesto primero. Por Iberluze se lanza decidido Oleaga y toma alguna, muy escasa ventaja. En el viraje de Zuazo, Oleaga toma otra vez ventaja, que aumenta bajando la cuesta. Pero en Lasao nuevamente es alcanzado. Juntos los tres, llegan a Zamakoa, donde comienzan a sprintar. Oleaga lo hace briosamente y toma ventaja. Luego dos, Alonsotegi y Zamarripa riñen entre si por el segundo puesto cuando ven que Oleaga se les escapa. Asi, por este orden, entran en la meta. La clasificación fué: 1º José Oleaga, del Zuazo. 2º Anastasio Alonsotegi, de la Deportiva Amorebieta. 3º Benito Zamarripa, de idem. 4º Pedro Gurtubai, del Zuazo. 5º Francisco Alaña, individual. 6º José Luis Iturriaga, del Zuazo. 7º Angel Zelaya, individual. 8º Juan Zamarripa. 9º Secundino Muguruza. Por equipos de tres corredores, ganó la copa el Zuazo. La organización de la carrera, muy cuidada por el Elexalde, que se ha apuntado un gran éxito. Presenció la prueba un inmenso gentío.
Vuelta al PV


Una vez acabada la guerra, volvieron las pruebas ciclistas. Landa vence en el I CIRCUITO SANTA CRUZ.

Afortunadamente, podemos decir que en Galdacano, y con ocasión de celebrarse el primer Circuito Santa Cruz, prueba ciclista destinada a la categoría de independientes, se vió voluntad, iniciativa y deseos de victoria, amasada con el lógico esfuerzo que deben rendir en esta clase de carreras. El lote de participantes no fué numeroso, ciertamente- ocho corredores-, pero se desenvolvieron de suerte que el público pudo presenciar una interesante y rápida competición. Porque la media horaria sobrepasó, aunque por poco, los 35 kilómetros. Se tiraba fuerte en la subida a La Cruz y se proseguía el esfuerzo en el descenso y llanos consiguientes. Hubo una baja en los comienzos de la segunda vuelta, la de Pedro Larrinaga, y un despegue por ligera avería de Atanasio Egusquizaga, que con un tesón admirable prosiguió la carrera, viendo coronados sus esfuerzos con un buen puesto en la clasificación. Y también hubo como novedad, que se nos antoja destacable, la participación de Jacinto Asteinza, que hacía en esta prueba sus primeras armas con elementos federados. Asteinza nos causó excelente impresión. Buen rodador e incluso combativo, sin los naturales prejuicios de luchar contra ciclistas ya curtidos, le vimos pasar en la segunda vuelta ligeramente destacado al frente del grupo. No tuvo suerte, ya que faltando un par de kilómetros pinchó, siguiendo de esta guisa, para entrar a un centenar de metros del vencedor. Esperamos que el ejemplo de este muchacho sea imitado en la temporada próxima por esos ciclistas punteros en pruebas de aficionados, los Morales, Uribe, Jáuregui, Barruetabeña, etc. La carrera dió comienzo a las once de la mañana. La primera vuelta al circuito se cubre en doce minutos cuarenta y cinco segundos, es decir, a fuerte tren. Esa había de ser la tónica de la carrera, cuyas incidencias podemos apreciar desde el coche del señor Vega, que amablemente nos ha brindado un puesto. Y vemos a un Landa enormemente combativo, tanto en el ascenso como en el llano. Puente también hace sus pinitos, así como Asteinza. Pese a esos tirones, que acarrean consecuencias, el grupo de seis corredores se mantiene firme. Tras éstos, Egusquizaga está a punto de tomar contacto en la quinta vuelta, pero se rezaga en la subida, y al virar, tiene la mala fortuna de caer. Reanuda con energía la persecución, que culmina dos kilómetros antes de terminar la carrera. La meta está, como el pasado domingo, admirablemente organizada. Aparecen los corredores en apretado "sprint". Viene en primer término Pintor, que en los últimos metros es rebasado ligeramente por Puente, y éste a su vez por Landa, que vence por ligerisima diferencia. A pocos metros, otro tercero entra en condiciones similares, al frente del cual entra Egusquizaga. La clasificación queda así establecida.

1. José Antonio Landa, 1-18-40.
2. Ángel Puente, ídem.
3.·Ángel Pintor.
4. Atanasio Egusquizaga.
5. Francisco Bilbao.
6. Jesús Argumosa.
7. Jacinto Asteinza.

Todavía no han debido saturarse de ciclismo los galdacaneses, porque ya pensaban dar otra oportunidad a un nuevo sector el próximo domingo.
Continuará...

Fuentes:

-Libro "La gran historia del ciclismo vizcaíno 1884-1999" de José Antonio Díaz.
-Diario Excelsior.
-Diario Euzkadi.
-La Gaceta del Norte.